Cirugía de la Mama

Aumento de pecho

Aumento mamario

La cirugía de aumento mamario es de las intervenciones más demandadas dentro de nuestras consultas.

Hay dos motivos fundamentales de consulta en los que la realización de un aumento de pecho puede mejorar la autoestima de la mujer: aquellas que tienen un pecho de tamaño menor al que les gustaría, y mujeres en las que el pecho ha disminuido de volumen como consecuencia de la lactancia materna.

Se realiza normalmente con anestesia general, debiendo tener que pasar una noche de ingreso en clínica

Hoy por hoy, para un resultado más predecible debemos utilizar prótesis de mama. Las prótesis actuales, son mucho más seguras y con menos problemas que las que disponíamos hace unos años.

También se puede realizar el aumento con grasa autóloga (lipotransferencia), pero es menos predecible el resultado y pueden ser necesarias varias intervenciones para conseguir el resultado deseado.

Más Información sobre aumento de pecho

Reducción y/o elevación mamaria

Reducción y elevación mamarias

La reducción de la mama y la elevación mamaria, utilizan prácticamente las mismas técnicas y por eso las coloco juntas. La reducción es una elevación en la que además se quita tejido mamario, y la elevación es una reducción en la que solo se quita piel.

Se realiza normalmente con anestesia general, con un ingreso en clínica de uno o dos días. Las cicatrices resultantes dependerán de la intervención realizada: limitándose alrededor de la areola (algunas técnicas de elevación mamaria), añadiendo a esta cicatriz una que va desde la areola al surco submamario (cicatriz vertical: utilizada en la mayoría de las técnicas de elevación y en casos de reducciones de tamaño moderado) añadiendo una cicatriz en el surcosubmamario (cicatriz horizontal, necesaria normalmente en casos de reducción mamaria).

La duración de la intervención esta entre 1 y 3 horas.

Posteriormente hay que llevar un sujetador especial 3 meses.

Los resultados obtenidos son buenos, si se acepta la existencia de cicatrices en el pecho, ya que son inevitables.

Más Información sobre reducción y elevación de mamas

Ginecomastia: La mama en el varón

Ginecomastia

La ginecomastia es la aparición de glándulas mamarias en el varón.

Todos los varones, tenemos unas glándulas mamarias atróficas. Estas glándulas pueden comenzar a proliferar por diferentes causas, como son:  desarreglos hormonales, ingesta de algunos medicamentos, utilización de anabolizantes, obesidad pero lo más frecuente es que no consigamos saber la causa (idiopatica)

El tratamiento consiste en la extirpación del tejido mamario y/o grasa de forma subcutánea para limitar la cicatriz resultante al territorio peri areolar.

En acúmulo localizado de grasa en el territorio de la mama puede simular una ginecomastia. En estos casos, se puede solucionar por liposucción. Pero lo más habitual es que tengamos que realizar una mastectomía subcutánea para solucionar el problema.

Más Información sobre ginecomastia

Reconstrucción mamaria

Reconstruccion mamaria

El cáncer de mama es la patología oncológica más frecuente en la mujer. Dentro de su tratamiento, desde el punto de vista de la cirugía, los niveles de resección tumoral van de  la cuadrantectomía a la mastectomía total.

En cualquiera de los dos planteamientos, la cirugía plástica dispone de técnicas para su reconstrucción.

El tiempo adecuado para realizar la reconstrucción nos lo marcara el cirujano oncológico. Teniendo en cuenta que es posible realizarla dentro del mismo acto quirúrgico.

Hay diferentes técnicas para la reconstrucción de la mama, que se basan en el aporte de tejidos propios del paciente y/o la utilización de prótesis de mama o expansores cutáneos.

La reconstrucción mamaria, normalmente requiere un mínimo de dos intervenciones quirúrgicas con anestesia general.

Es una intervención muy agradecida, con unos resultados óptimos con la paciente vestida o en traje de baño y/o bikini.

Más Información sobre reconstrucción mamaria