Lipofilling

Trasplante de Grasa (Lipotransferencia, Lipofilling)

Mejora zonas tanto de la cara como del resto del cuerpo, utilizando la propia grasa extraída de otras zonas del cuerpo.

El auto-trasplante de grasa, también llamado injerto de grasa, inyecciones de grasa, lipofilling, lipoestructura o lipotransferencia, es un procedimiento que utiliza la propia grasa de una persona para rellenar irregularidades y surcos. En el momento actual es una técnica bien establecida que fue perfeccionada a primeros de los noventa.

Las indicaciones estéticas para someterse a un lipofilling incluyen las mejillas hundidas, la desaparición de la grasa de los pómulos, los surcos profundos que van desde la nariz hasta las comisuras de la boca, y en algunos casos, también las líneas entre el párpado inferior y la mejilla. También es uno de los métodos más comunes utilizados para el aumento de labios. Además, el lipofilling se puede utilizar para suavizar todos los tipos de irregularidades tales como las que resultan de la liposucción o secuelas de otras intervenciones. La grasa necesaria se obtiene mediante una lipoescultura limitada a través de una o varias incisiones (de entre 3 y 5mm). Normalmente se extrae del abdomen o la parte interna del muslo. La grasa aspirada se procesa mediante centrifugación, filtración o lavado. Como resultado, se obtiene tejido graso líquido y puro, listo para la inyección en la zona deseada.

A continuación se inyecta la grasa, cuando esto es necesario. La grasa se distribuye uniformemente en la zona, mediante la inyección de pequeñas cantidades en los tejidos, de tal manera que la grasa inyectada esté bien rodeada de tejido sano. Esto asegura que la grasa trasplantada permanezca en contacto con los tejidos circundantes que deben suministrar con oxígeno y nutrientes.

Duración

Aproximadamente una hora, dependiendo de la extensión de la zona/zonas a tratar.

Normalmente se utiliza anestesia local para infiltrar tanto la zona donante como la zona a tratar.

Puede hacerse tanto con ingreso hospitalario como ambulatoriamente, aunque lo habitual sea realizar el proceso de forma ambulatoria

En la zona donante pueden aparecer moretones, hinchazón, hipersensibilidad, e incluso puede haber drenaje de líquido anestésico durante las primeras 24 horas. Y en la zona tratada pueden aparecer moretones, hinchazón (especialmente cuando son tratados los labios), y/o hipersensibilidad.

Las zonas tratadas estarán más hinchadas inmediatamente después de la operación, sobre cuando se trata la zona labial. Por ello, es importante aplicar cada 3 horas hielo seco para minimizar la inflamación.

El hinchazón aumenta hasta aproximadamente el tercer día, pero luego poco a poco va decreciendo hasta desaparecer. Tras pasar aproximadamente de una semana a diez días los pacientes se sienten bien como para salir y reanudar una vida social normal. Si ha salido algún moretón, éste (o estos) podrían permanecer visibles durante un poco más de tiempo, pero se pueden ocultar razonablemente bien con el maquillaje.

Los pacientes deben hacer una revisión con el cirujano entre el quinto y séptimo día e igualmente tres semanas más tarde. Para entonces, la mayor parte de la hinchazón habrá desaparecido, pero la corrección todavía puede parecer algo exagerada. Los cirujanos generalmente “sobre corrigen” (corrigen en exceso), lo que significa inyectar más grasa que la que realmente se necesita, porque del 25 al 30% de las células grasas trasplantadas no sobrevivirán. El resultado final debe de ser evaluado tras haber transcurrido tres meses. En ese momento el cirujano hará nuevamente fotografías para para poder así compararlas con las que le tomó antes del procedimiento. Puede ser necesaria una segunda sesión para compensar cualquier falta de volumen en determinada área de las tratadas.

Riesgos

Asimetría, irregularidades, sobrecorrección (hipercorrección) e infección.

Recuperación

La inflamación generalmente disminuye a partir del tercer día, y las actividades sociales se podrán retomar después de una semana, a veces con la ayuda de un poco de maquillaje.

Resultados

Corrección de arrugas profundas y pliegues. Corrección de las irregularidades y depresiones. El aumento de volumen de las zonas tratadas, como pómulos, mejillas y la barbilla. Un efecto secundario positivo puede ser la mejora de la calidad de la piel que lo cubre. Después de que el cuerpo absorba un porcentaje de la grasa transferida (entre 20 y 50%) la corrección que queda puede ser considerada permanente.

El tejido adiposo se ha empleado como material de relleno desde principios del siglo XX pero los resultados obtenidos con su uso no eran demasiado buenos porque por regla general el tejido injertado se reabsorbía. Aunque hubo diversos intentos para mejorar los resultados de la técnica no fue hasta principios de este siglo cuando el Dr. Coleman describió la estandarización de un procedimiento atraumático que permite conseguir resultados buenos y reproducibles con el uso de injertos de tejido adiposo. Desde entonces las aplicaciones han crecido de forma exponencial. Ha sido precisamente en Cirugía Plástica donde ha habido más avance. Inicialmente se utilizó en rellenos faciales para el tratamiento de atrofias (por medicamentos y congénitas) pero posteriormente su uso se ha extendido a cirugía reconstructiva y también estética.

Por otra parte el descubrimiento de las llamadas “células madre” en el tejido adiposo dio otro impulso mayor a las aplicaciones del tejido adiposo, fundamentalmente en el campo de la investigación de ingeniería tisular (creación de tejidos) y tratamiento de enfermedades tan dispares como las cardiovasculares o las reumáticas. El futuro de estas investigaciones está completamente abierto .

Aplicaciones de los injertos de tejido adiposo:

  • Atrofias faciales (por retrovirales, congénitas, Romberg)
  • Reconstrucción de mama
  • Defectos de contorno corporal tras traumatismos, por malformaciones congénitas o secuelas de cirugía
  • Corrección de secuelas quirúrgicas del contorno corporal
  • Aumento de mamas
  • Rejuvenecimiento facial
  • Rejuvenecimiento de manos
  • Aumento de glúteos
  • Aumento de piernas
  • Sindrome de Poland (ausencia de músculo pectoral)

SECPRE.ORG   ISAPS.ORG